Eva Mare Terra

Eva Mare Terra

dijous, 27 de març de 2014

Observando y sintiendo: la revolución de las almas




Me pregunto cada día más: qué está pasando? Es una sensación interior, pero también observo que algo muy potente se mueve a mi alrededor. 
 
No es una novedad personal estar en una búsqueda perpetua, en un ansia de sanar, de llegar a la esencia, de conectar conmigo misma, de respetarme, de confiar en mí, de hacerme amiga de la sombra y de surfear entre la luz y la oscuridad. Nací así, complicada, como han dicho muchos y muchas. Rara, han dicho otras y otros. Sin embargo, yo lo siento como algo natural que me impulsa a caminar en la vida sin sentir aburrimiento de los patrones sociales que nos imponen y nos aturden. 

Ahora observo con curiosidad que cada vez más personas a mi alrededor están en una situación similar. En búsqueda, sintiendo emociones que les llevan a estados que les desbordan… me viene la imagen de la rueda de un molino, subiendo y bajando sus aspas, una y otra vez… Explorando en su interior como nunca lo habían hecho, y además acompañados de sucesos personales que no facilitan la asimilación de ese viaje. 

Realmente es general o tan sólo observo una parcialidad de la sociedad ? Presiento que a pesar de que puede haber una mirada subjetiva, algo está sucediendo… 

Mujeres y hombres que sienten en su interior que están dejando algo del pasado, o en muchas ocasiones, recuperando y sanando algo de él. Que están en contacto continuo con sus “monstruos” personales, que los visitan cada vez con más frecuencia. “Limpiezas” frecuentes a través del llanto, del grito, o incluso de la enfermedad. Y la sensación de que nuestros espíritus, almas, o como se los quiera llamar, nos están dando y enviando mensajes para que les escuchemos de una vez por todas. 

Ese existencialismo de quién soy y a dónde voy ya es más común en muchas personas. Una insatisfacción del alma, un anhelo, una desesperación por conectar con esa voz tan acallada que empuja con todas sus fuerzas por salir… rompiendo la estructura, los patrones, las creencias, dejándonos aturdidas y en ocasiones aún más perdidas. 

Como dicen, y poniendo un apunte más alegre, “Mal de muchos, consuelo de tontos”. Pues no, será que este mal de muchos, es la unión entre sabias y sabios ? Es saber que algo importante está pasando, y que lo tenemos justo delante nuestro ? Preparado para que lo tomemos… Me gusta más el refrán, “La unión hace la fuerza”, y es que para cambiar a lo grande, en esta sociedad, algo debe cambiar primero en nuestro interior. La transformación personal que provoque más amor, más justicia, más igualdad, más paz… 

Una nueva revolución social: la revolución de las almas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada